viernes, 20 de febrero de 2015

Las fábulas

Esta semana os propongo un tema de trabajo muy fácil: LA FÁBULA.
En primer lugar, debéis consultar las páginas que se os proponen a continuación y elaborar un breve resumen que recoja las características de estos textos, su historia (se evaluará muy positivamente la creación de una línea temporal empleando la aplicación TimeRime) y los principales fabulistas:

  1. Fábula
  2. Esopo
  3. La fábula (magnífica página de materiales de lengua y literatura de las profesoras  Lourdes Domenech y Ana Romero).
Posteriormente, tenéis que trabajar el siguiente libro interactivo:
Si deseáis trabajar a pantalla completa, 'pinchad' en el siguiente enlace:

La tercera, y más importante, actividad tiene una doble opción:
  • Grabar una fábula (con el micrófono del propio ordenador, utilizando el móvil...), empleando la entonación adecuada, música, ruidos en off...
  • Preparar una presentación (tipo PowerPoint u Open Office Impress) que incorpore imágenes y sonido.
Como ejemplos de estas actividades , os propongo la audición de algunas fábulas y el visionado de dos de ellas:




La abeja y los zánganos
El ciervo y la fuente
El elefante y otros animales





Los medios de comunicación de masas


Hemos comenzado a trabajar el tema de los medios de comunicación de masas y de los textos periodísticos.


A continuación, aparecen detallados diversos medios de comunicación nacionales e internacionales para que hagáis uso de los mismos, recordando siempre que la información, como base del conocimiento, NOS HACE MÁS LIBRES.

  1. Diarios digitales
  2. Radio digital
    1. Principales emisoras en España
    2. Principales emisoras en inglés
    3. Principales emisoras en francés
  3. TV digital
    1. España
    2. TV en inglés
    3. TV en francés

Tras revisar los contenidos trabajados en el aula, os propongo que realicéis las siguientes actividades:

  • Completar los apuntes con la siguientes presentaciones:

sábado, 14 de febrero de 2015

Los adverbios

Para ayudaros a preparar (o repasar) el tema del adverbio, pongo a vuestra disposición el  siguiente Libro Interactivo Multimedia.
Si deseáis trabajar a pantalla completa, 'pinchad' en el siguiente enlace:

viernes, 6 de febrero de 2015

Nuestros monstruos y la mitología

El paso del tiempo, la desaparición de los cuentacuentos, la sociedad urbana en la que vivimos han hecho que perdamos, en muchos casos, nuestras raíces.
Los medios de comunicación clásicos y, sobre todo, los medios digitales (tanto los lúdicos como los "culturales") han supuesto una muralla infranqueable para la literatura de transmisión oral.

¿Dónde han quedado aquellos cuentos que nos contaban nuestros abuelos -y que, a su vez, les habían contado los suyos-, llenos de localismos, de topónimos conocidos, de personajes extraños que se movían entre las cualidades comunes a todos los humanos y otras peculiaridades que los situaban en el mundo de los sueños, cuando no de las pesadillas?

Algunos bienintencionados tratan de que estos personajes, de que estas historias no caigan por el sumidero del olvido. Un ejemplo digno de resaltar es el maravilloso trabajo de Ana Cristina Herreros, que aparece recogido en su Libro de los monstruos españoles, publicado por Ediciones Siruela, cuya lectura os recomiendo.


A través de sus páginas, podremos descubrir que muchos de nuestros monstruos tienen remotos ancestros en la Grecia clásica.

Bajo estas líneas, haciendo un clic sobre el enlace, os presento una historia para que disfrutéis de su lectura y para que realicéis después algunas actividades, que debéis enviarme siguiendo los procedimientos que ta conocéis.

Lectura: La ojanca

¿Conocéis el cuento de Hansel y Gretel recopilado por los hermanos Grimm? Si vuestra respuesta ha sido no, y antes de responder a la siguiente cuestión, pulsa sobre el título y podrás leerlo.

¿Qué similitudes encontráis entre la historia de La ojanca y esta? ¿Y entre el personaje de ese cuento español y el cíclope de La Odisea?



jueves, 5 de febrero de 2015

Los romances

En Literatura, cuando hablamos de los romances, nos referimos a dos realidades diferentes, aunque a veces se solapen y complementen.
Llamamos romances a poemas no estróficos (sus versos no se unen en estrofas, sino que forman tiradas) de extensión variable, de versos octosílabos -aunque también los encontremos heptasílabos, como en el romance endecha, hexasílabos, como en los romancillos, y de arte mayor (generalmente, endecasílabos), como en los romances heroicos. Su rima es asonante en los versos pares, quedando sueltos los impares. Esta forma poética se utilizará tanto en los poemas narrativos homónimos, como en obras teatrales o en poemas líricos.
Un bello ejemplo de la pervivencia de esta forma en nuestra literatura es el Romance del Duero, de Gerardo Diego:

                                              Río Duero, río Duero,
                                              nadie a acompañarte baja,
                                              nadie se detiene a oír
                                              tu eterna estrofa de agua.
                                              Indiferente o cobarde
                                              la ciudad vuelve la espalda.
                                              No quiere ver en tu espejo
                                              su muralla desdentada.
                                              Tú, viejo Duero, sonríes
                                              entre tus barbas de plata,
                                              moliendo con tus romances
                                              las cosechas mal logradas.
                                              Y entre los santos de piedra
                                               y los álamos de magia
                                               pasas llevando en tus ondas
                                               palabras de amor, palabras.
                                               Quien pudiera como tú,
                                               a la vez quieto y en marcha,
                                               cantar siempre el mismo verso
                                               pero con distinta agua.
                                               Río Duero, río Duero,
                                               nadie a estar contigo baja,
                                               ya nadie quiere atender
                                               tu eterna estrofa olvidada,
                                               sino los enamorados
                                               que preguntan por sus almas
                                               y siembran en tus espumas
                                               palabras de amor, palabras.



También nombramos así a obras narrativas en verso, propias de la Edad Media, aunque también se produzcan en siglos posteriores, que tratan temas diversos: acontecimientos históricos, momentos de la vida de los héroes de los Cantares de gesta, episodios novelados, relatos de la vida en las zonas fronterizas entre árabes y cristianos durante la Reconquista... Estas obras acostumbran a tener la estructura propia de los romances, poemas cuyas características hemos recordado en el párrafo anterior, aunque también pueden estar formados por cuartetas asonantadas o seguir otras formas. 

No podríamos entender la Literatura Española sin los romances. Estas composiciones son, de hecho las formas literarias predilectas durante los siglos XIV y XV. En boca de juglares y de juglaresas, fueron el medio de comunicación de la época: gracias a ellos, llegaban a las  aldeas, a las villas y palacios las noticias sobre las batallas de la Reconquista, las bodas (especialmente, de la nobleza), los enfrentamientos entre la nobleza y los reyes, los sucesos truculentos... que habían tenido lugar en los distintos territorios peninsulares.

-¡Rey don Sancho, rey don Sancho!,
no digas que no te aviso,
que de dentro de Zamora
un alevoso ha salido;
se llama Vellido Dolfos,
hijo de Dolfos Vellido,
cuatro traiciones ha hecho
y con esta serán cinco.
Si gran traidor fuera el padre,
mayor traidor es el hijo.
Gritos dan en el real:
-¡Que a don Sancho han mal herido!
Muerto le ha Vellido Dolfos,
¡gran traición ha cometido!
Desque le tuviera muerto,
metiose por un postigo,
por las calles de Zamora
va dando voces y gritos:
-Tiempo era, doña Urraca,
de cumplir lo prometido.




Esta fórmula de comunicación basada en la oralidad (los romances eran recitados o cantados con acompañamiento de vihuela o de zanfoña) dará origen a numerosas versiones del mismo poema, en las que se adaptan al gusto de cada sociedad, y de cada época, los topónimos, los nombres de los personajes, la trama...

Como la entrada de este cuaderno de bitácora puede dificultar, por su extensión, la presentación de los contenidos que considero que debéis conocer y las actividades que tenéis que realizar sobre este tema, a continuación os dejo un Libro  Interactivo Multimedia sobre LOS ROMANCES.

sábado, 31 de enero de 2015

Los verbos



Si deseáis trabajar a pantalla completa, 'pinchad' en el siguiente enlace:

El enlace siguiente da acceso a los mismos contenidos acompañados de actividades destinadas a comprobar el grado de comprensión del tema:

jueves, 29 de enero de 2015

Las leyendas

La palabra "leyenda" presenta diversas acepciones. Así:


  1. f. Acción de leer.
  2. f. Obra que se lee.
  3. f. Historia o relación de la vida de uno o más santos.
  4. f. Relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos.
  5. f. Texto que acompaña a un plano, a un grabado, a un cuadro, etc.
Además de estos valores denotativos, en ciertos contextos se carga de valores connotativos negativos. Por ejemplo, utilizando el vocablo para designar "todo aquello que se aleja de lo real, de lo verosímil".

Nada más lejos de la realidad literaria y cultural. En toda leyenda podemos encontrar datos verosímiles, cuando no claramente históricos, que se 'adornan' con episodios ficticios que son más fruto de la interpretación (a veces, de la ensoñación) popular que de la mentira premeditada. En las leyendas, el pueblo trata de dar una explicación poética a cuestiones tales como el porqué de ciertos topónimos, al motivo por el cual cierta Virgen es la patrona de determinada localidad y la causa, o causas, que motivan su nombre... 
Como vecino de Alcalá, me he preguntado más de una vez por qué la patrona de esta ciudad es la Virgen del Val y por qué tiene su ermita en el bello enclave que ocupa a la ribera del Henares.  Una pregunta: ¿Por qué el Zulema, topónimo claramente árabe, se llama así? ¿Tendrá algo que ver con Yabal-Sulayma, es decir, "Montaña de Salomón"? ¿Estará allí escondida la famosa "Mesa del Rey Salomón"? La leyenda la puedes leer en el siguiente enlace: LA MESA DEL REY SALOMÓN.
Para entender este subgénero narrativo, os propongo que entréis en el siguiente enlace y realicéis las actividades propuestas. La última actividad (la creación de una leyenda) debe ser entregada al profesor antes del día 21 de febrero. El resto de ejercicios los podéis enviar siguiendo los pasos habituales.




  • Test a pantalla completa.