lunes, 8 de diciembre de 2014

La carta



carta.
(Del lat. charta, y este del gr. χάρτης).
1. f. Papel escrito, y ordinariamente cerrado, que una persona envía a otra para comunicarse con ella.


Así aparece definido este vocablo en el Diccionario de la Real Academia (sólo se muestra aquí la primera acepción).

Estas frías (como todo lo académico) palabras designan un medio de comunicación que, hasta hace muy pocos años, recogía nuestros sentimientos más profundos: el amor y la nostalgia por la separación de la amada -o del amado-, la alegría por el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, la tristeza por la enfermedad del ser querido...

La aparición de los nuevos aparatos de telefonía móvil y la generalización de los medios  informáticos y de internet han supuesto la caída en el olvido de las cartas, siendo sustituidas por pobres sucedáneos como los mensajes de texto telefónicos o sms (en inglés es acrónimo de servicio de mensajes cortos "Short Message Service") o los correos electrónicos (e-mails).

Ahora que se acercan las fechas navideñas y, como niños buenos que hemos sido, debemos pedir nuestros regalos a los Reyes Magos, a Papá Noël, a San Nicolás... (o a todos a la vez) es más que conveniente que revisemos cómo debemos redactar nuestra CARTA.

  • Bajo estas líneas, presentación en miniatura



Ya suenan villancicos

Quien haya visitado algún centro comercial en lo que llevamos de mes (en algunos lugares con anterioridad) habrá escuchado ya esas canciones de tema navideño que conocemos como villancicos. Sus letras (sean en español, en inglés o en alemán) tratan principalmente sobre los aspectos religiosos de la Navidad: la llegada a Belén, el Nacimiento, la visita de los pastores al Niño, los Reyes Magos... En algunas ocasiones, el tema que se desarrolla es más profano: los regalos (aguinaldos), la fiesta, comida y bebida...
Pero, ¿quién podría pensar hoy que el villancico (entendido desde el punto de vista literario) surge ya allá por el siglo XI como una variante del zéjel árabe? ¿Quién pensaría que los temas originarios de esta composición eran de lo más diverso: amor, burla, actividades como la caza e, incluso, de contenido erótico?
En la presentación que encontraréis bajo estas líneas os brindo algunas informaciones que os pueden resultar interesantes. Así mismo, podéis encontrar diversos ejemplos de villancicos clásicos y (¡sorpresa!) uno creado por compañeros vuestros.

 
Si queréis verlo a pantalla completa, pulsad aquí.



En esta fechas, a pesar de Internet y de los móviles de última generación -'smartphones', creo que dicen los "sabidillos"- aún siguen llegando a nuestros hogares tarjetas en que nuestros allegados (familiares, amigos, compañeros...) y entidades comerciales o bancarias nos felicitan las fiestas y nos desean todo lo mejor. 
La tecnología no tiene por qué suponer la desaparición de esta maravillosa costumbre de felicitarnos y, aunque sea durante unos pocos días, sentirnos más próximos a los demás y brindarles nuestros mejores sentimientos y deseos. 

Como ejemplo, os propongo una felicitación que he creado utilizando programas y archivos que están a disposición de todos. ¡Ah! El poema (villancico) es de cosecha propia. El villancico cantado es popular y la maravillosa voz que lo interpreta es la de Joaquín Díaz (los que me conocéis bien sabéis que mi voz sería más bien parecida al canto de un grajo).

El software empleado ha sido:
  • PowerPoint, aunque también se puede realizar con Open Office, para crear la diapositiva e incrustar en ella el villancico cantado (en mp3).
  • Un programa llamado iSpring, en su versión gratuita para transformar la diapositiva en formato flash.

Una vez creada la carpeta, la he "subido" a mi disco duro virtual (Dropbox) y he realizado los enlaces pertinentes para conseguir esto:
 
Si queréis verlo a pantalla completa, pulsad aquí.







viernes, 28 de noviembre de 2014

Los determinantes

Es la Morfología  uno de los "cocos" que más asustan a los alumnos de los distintos niveles educativos. La estructura de las palabras y su división en categorías (o clases) dependiendo de esa estructura, de su significado y, para completar el rompecabezas, de su función supone un esfuerzo de comprensión y de estudio a nuestros jóvenes.
A lo dicho en el párrafo anterior le debemos sumar la distinta terminología utilizada por las diversas escuelas (determinantes, determinativos, artículos definidos / determinados, conectores /  nexos  / conjunciones...), la distinta percepción sobre algunas de estas clases (por ejemplo, el artículo indeterminado que para unos gramáticos no existe como tal sino que se halla dentro de los indefinidos y para otros forma una subclase de los artículos). Todas estas disquisiciones tan sesudas se trasladan a los libros de texto y, dependiendo de la editorial, nos encontramos distintas, cuando no contradictorias, afirmaciones: unas editoriales recogen a los posesivos como sólo determinantes y otras, las menos, hablan de una función pronominal (lo cual critica una mayoría). 
Bajo estas líneas encontraréis una presentación que recoge de una manera ecléctica esta categoría conocida como LOS DETERMINANTES, respetando lo que la mayoría de las fuentes, y libros de texto, exponen sobre ella.
  • Bajo estas líneas, presentación en miniatura


  • Aquí tenéis otra opción complementaria de la anterior (lo cual quiere decir que debéis revisar ambas, ya que la información no es exactamente la misma)  en formato LIM.
  • EdiLIM a pantalla completa.
  • En miniatura bajo estas líneas.


  • Ahora es el momento de comprobar tus conocimientos sobre el tema. Debes realizar el test que sobre los contenidos trabajados en la anterior presentación.
      Junto a estas actividades, os propongo una más lúdica y poética: la lectura de La isla de las palabras, de Erik Orsenna. En este relato lleno de lirismo, el escritor nos propone un acercamiento a la Morfología desde una nueva y plástica perspectiva.

La tilde diacrítica

En la Ortografía de la lengua española (edición del año 2010), se recoge el siguiente uso de la tilde en las palabras monosílabas:
«Las palabras de una sola sílaba no se acentúan nunca gráficamente, salvo en los casos de tilde diacrítica: mes, bien, sol, ve, ya, son, fe, fue, vio, dio, guion.
Advertencia     De acuerdo con esta regla, deben escribirse sin tilde todas aquellas palabras que resulten monosílabas por aplicación de las convenciones que determinan qué secuencias de vocales se consideran siempre diptongos o triptongos a efectos ortográficos. Así, se escribirán siempre sin tilde palabras como guiontruhanionfieliais, etc., aunque para una parte de los hispanohablantes (los que articulan con un hiato las secuencias vocálicas que contienen) estas voces sean bisílabas por su pronunciación (gui-ón, tru-hán, i-ón, fi-é, li-áis).»

A veces, entre estos monosílabos, encontramos palabras que, siendo iguales en su forma, difieren en su significado, forman parte de distinta categoría gramatical y se oponen en su pronunciación en la cadena hablada (tónica - átona).
Para ayudaros a conocer, reconocer y escribir correctamente estas palabras, os propongo que reviséis la siguiente presentación en “flash” y la realización del test sobre este tema.




Si deseáis verla a pantalla completa, pulsad aquí.


lunes, 24 de noviembre de 2014

Los caligramas

En la presentación que aparece a continuación, podéis encontrar algunos datos de interés sobre esta forma de creación que une lo literario con lo plástico visual.



  • A pantalla completa
  • Bajo estas líneas,  en miniatura.


      En caso de que las  musas os visiten y seáis vosotros los que tengáis la vena poética, podéis crear tanto el texto como la imagen que lo recrea.

    martes, 11 de noviembre de 2014

    Los gentilicios


    LOS GENTILICIOS

    Nuestro Diccionario de la Real Academia lo recoge así:
    gentilicio, cia.
    (Del lat. gentilitĭus).

    1. adj. Perteneciente o relativo a las gentes o naciones.
    2. adj. Perteneciente o relativo al linaje o familia.
    3. m. Gram. adjetivo gentilicio.
     V.
    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    Para completar el tema de los adjetivos, os propongo que realicéis las actividades que aparecen bajo estas líneas y que os ayudarán a utilizar, y a aprender, los gentilicios más usuales.

    Pulsa aquí para trabajar a pantalla completa.

    martes, 28 de octubre de 2014

    El verso

    Si bien la lengua (en nuestro caso, el español) es el vehículo de comunicación por excelencia de los seres humanos, este vehículo no es utilizado de igual forma por los hablantes. Por ejemplo, pueden optar por una de estas dos modalidades para expresar sus ideas:
    • la prosa y
    • el verso.
    ¿Cuáles son sus diferencias? ¿Qué las caracteriza?

    La respuesta es fácil: En el verso (poesía), el hablante somete a la lengua a diversas "esclavitudes" buscando dotarla de un ritmo determinado. De hecho, es el verso la modalidad que acompaña desde tiempo inmemorial a la música: las letras de las canciones que tarareamos todos los días están escritas en verso; muchos textos son creados para ser acompañados con algún instrumento (no olvidemos que Lírica, el género literario que utiliza más profusamente el verso, recibe este nombre porque sus poemas eran acompañados por el sonido de la lira).
    La presentación que aparece a continuación busca tan solo que todos dispongáis de unos conocimientos mínimos sobre este tema.
    Deseo que os sea útil.




    Os sugiero que trabajéis esta maravillosa aplicación que aparece bajo estas líneas y que os ayudará a completar vuestros conocimientos sobre este tema.